Lic. E-147

La influencia de las deudas y los ingresos al refinanciar

bprg
Creado por: bprg
Fecha: 03/04/2016
Carlos Vélez > Especial para Hábitat

Recientemente, discutimos el papel que juega el crédito al momento de solicitar un préstamo hipotecario. En esa ocasión concluimos que aun cuando haya una situación financiera no tan perfecta, no debe existir motivo para que pierdas la esperanza de poder adquirir o refinanciar la casa de tus sueños. De la misma forma que el crédito es un mecanismo crítico al momento de aprobar un préstamo hipotecario, otros tres pilares tienen la misma importancia. Estos son: las deudas, los ingresos y los activos acumulados.

Las deudas

Cuando un banco te pregunta como posible comprador cuáles son tus deudas, lo hace para ejecutar un análisis de tu situación e identificar qué préstamo es el que más te conviene. De igual forma, ayuda a tener una idea más clara de cuán comprometido está tu crédito. Esto se realiza de manera objetiva para evitar que tengas contratiempos de incapacidad de pago en el futuro. Las deudas que se consideran son todas aquellas que aparecen en tu informe de crédito. Es importante que obtengas una vez al año tu informe de crédito y revises si hay alguna cuenta que no te pertenece. De ser así, debes solicitar a la agencia pertinente que revise la información. ¡Ojo! Si quieres ayudar a un familiar o amigo sirviendo de co-deudor en un préstamo, debes saber que al momento de solicitar un préstamo hipotecario, dicho compromiso también aparecerá en tu informe de crédito. Así que asegúrate de que tú familiar o amigo esté pagando a tiempo. De existir atrasos o incumplimiento con los pagos, tu transacción se podría ver afectada.

Los ingresos

Al momento de solicitar el préstamo, debes proveer evidencia de la fuente de ingresos. Esta debe ser lo suficientemente clara y en proporción al pago de hipoteca y tus otros gastos. Debes tener en mente que si la suma de la hipoteca y las demás deudas que tienes exceden el 45% de tus ingresos, va a ser muy cuesta arriba que el préstamo hipotecario sea aprobado. De igual forma, debes proveer evidencia que tus ingresos son recurrentes.

Los activos acumulados

La cantidad de dinero que tienes acumulado para proporcionar como pronto podría dictaminar el tipo de préstamo para el cual eres elegible. Van a ser considerados como activos todo dinero que tenga para aportar como pronto y el dinero que tenga acumulado en cuentas de cheques o ahorros. También es posble que un familiar elegible te aporte dinero (como regalo) para que puedas comprar una vivienda. Sin embargo, debes mantener evidencia de dichas transacciones ya que se solicita evidencia de las mismas para validad la legitimidad.

Si en algún momento te ha sido denegado un préstamo hipotecario, busca una segunda opinión. Pide asistencia a un experto que esté dispuesto a analizar tu situación detenidamente y que te ayude a prepararte para mejorar tu situación. Como mencionamos antes, quizás no cualifiques hoy para comprar una propiedad. Pero, con la debida planificación, en conjunto con un experto en hipotecas, podrías ir preparando el camino para adquirirla a corto o mediano plazo.